Leyendas de La Isla Mocha

Cuentan que en pleno invierno, cuando la lluvia y el viento parecen danzar dominando el paisaje y la oscuridad empieza a caer, recorre los caminos de la isla una mujer que llora desconsoladamente. Los lugareños cuentan que busca a su hijo perdido.

Si alguien se atreve a aventurarse por esos caminos, ella sale al encuentro y si el aventurero va a caballo se le monta en anca, sin dejar de llorar. Cuentan que va vestida de negro y que solo resaltan sus ojos y sus dientes que son blancos.

Cuentan los antiguos que aparecen en el lado norte de la isla, hacia el lugar llamado la "Hacienda" y que luego, cuando ella pasa cerca de las casas, los perros aúllan lastimeramente y la gente se asusta mucho.